miércoles, 8 de mayo de 2013

Reflexión de un sevillano: Las dos Sevillas.

En este primer artículo, quiero hacer una reflexión sobre mi ciudad, nuestra ciudad, Sevilla. Es de recibo que tenemos una de las ciudades más bella del mundo, para nosotros la más bella pero, hay dos maneras de ver la ciudad, por una parte la Sevilla clásica y por otra la moderna, y dentro de esas dos Sevillas, están cada uno de esos sevillanos que las defienden tal y como ellos la ven personalmente, ignorando y perdiéndose la otra parte que no quieren ver porque piensan que estropea su manera de sentir, tanto un lado como otro, y ahí es donde centro mi reflexión.





Sevilla es una ciudad llena de historia en cada una de sus calles, en cada uno de sus rincones, la historia de nuestra ciudad no terminó con el comienzo del siglo XXI, Sevilla sigue escribiéndose día a día, con un pasado que ha rellenado cientos de libros, y que ha ido cambiando la imagen de la ciudad.

La Sevilla del S. XXI
Esta urbe abrió sus puertas al mundo mostrándose con sendas exposiciones que no solo dio a conocer como fue Sevilla, Andalucía y España, sino también abrió las puertas a otros países que se dieron a conocer en nuestra Sevilla, esto es Sevilla, una población con historia y un pasado que en el presente cada año muestran al mundo sus encantos y emociones, atrayendo a miles de visitantes a nuestra Semana Santa, tan mundialmente reconocida como nuestra universal Feria de Abril, y que seguirán en el futuro escribiendo historias del pasado sobre Sevilla cada primavera con el azahar como testigo.
Pienso que a muchos les asusta la Sevilla del futuro porque pueda borrar su pasado y su historia, a otros les mosquea la Sevilla del pasado porque ven que no avanzan en el presente y no son capaces de avanzar en el futuro, pero lo cierto es que Sevilla solo será una, con su historia viva durante siglos, y su historia por escribir, sin pisar a la otra Sevilla.

La Sevilla de los antiguos corrales de vecinos.

Los tiempos cambian, la capital hispalense avanza, pero no cambia su corazón histórico ni historia, porque aunque la Giralda ya no sea el punto más alto de la ciudad, seguirá siendo nuestro faro y guía a través de sus campanas, que nos marcan las horas como hace seis siglos, a través de sus campanas, que con su tañer nos recuerdan la historia de Sevilla, una historia que se sigue escribiendo día a día y que mira al futuro sin despreciar a su pasado.

Sevilla solo hay una, la Sevilla que todos debemos querer de verdad.

6 comentarios:

  1. Pues a mi no me gusta esa torre que representa en Sevilla el capitalismo feroz, hecho por los bancos, y nos insinúan constantemente que ellos son los que dominan, por otra parte tampoco me gusta el giraldillo, otra forma de hacer ver a las demás religiones, que los dominantes son el catolicismo apostólico romano, porque la historia debe de quedar para la posteridad tal cual sin aditivos, respetando las demás culturas. Y por desgracia esta casta de religión aquí es ignorante y avariciosa a mas no poder. (No creo ni defiendo en ninguna religión que conste). Mientras la ciudad se divide en castas, los pudientes como siempre viven al margen de las necesidades de los que menos tienen, importándoles un pimiento como viven solo saben mirarse sus ombligos, e intentar acumular riquezas para que sus hijos hereden los roles impuestos por ellos mismos. LA GRAN MAYORÍA DE LOS SEVILLANOS SON UNOS HIPÓCRITAS SEÑORITOS. 8YO HE NACÍO EN SEVILLA Y VIVO EN ALCALÁ DE GUADAÍRA) Pero me considero ciudadana del mundo, porque este planeta es de todos. Pero los señoritos eso no lo quieren ni saben le dan repelus.

    PD: Me gusta mucho las imágenes te lo has currado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión Lucía. Pero independientemente de lo que pienses, de quienes nos gobiernen, de quien abuse de su poder, y de lo que los demás conciudadanos se crean o dejen de creer, nunca olvides que eres parte de la ciudad que te ha visto nacer, que nadie te impida disfrutarla. Un saludo.

      Eliminar
  2. Querido amigo, me gusta mucho las ganas que pones en tu blog, pero lo de la ciudad antigua y moderna... Yo si quieres te puedo ayudar en las dos, para mi será un placer. Mira te envío un enlace de mi primer artículo, donde podrás encontrar algunas ideas de Sevilla. La historia oficial es mentirosa, no te creas todo lo que puedas leer.
    Por cierto, coincido con el comentario de Lucía, solo matizar que esa torre, al igual que algunos "monumentos" modernos, son marcando la supremacía de los bancos, como Caixa, por ejemplo. Y el giraldillo, no es cristiano, es una representación de la diosa Minerva (griega).
    Dentro de poco te mandaré mi nuevo artículo, un abrazo.
    A partir de la página 33 es mi artículo, en l maquetación metieron la pata un poco, yo lo escribí mejor...:
    http://dimensionoculta.mirevistadigital.es/do_Noviembre_2012/index.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Yules, gracias por tu comentario también. Los bancos... que vamos a esperar de los bancos.
      Por cierto, cuanto menos impactante tu artículo, la historia siempre guarda grandes secretos y leyendas, de lo contrario no seria historia. Un saludo.

      Eliminar
  3. El blog está bien la verdad. Aunque en Sevilla hay gente pa tó, y gente que vende "su querida" ciudad por coger dos duros, sean de Caixa o lo que sea

    ResponderEliminar
  4. Toda la razón anónimo, ya lo dijo eso el torero. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar