martes, 9 de abril de 2013

Una feria con historia

          Queda menos de una semana para que comience la tradicional Feria de Abril, un acontecimiento en el que se reúnen anualmente en Sevilla, miles y miles de personas. Actualmente el recinto ferial está situado en barrio de los Remedios, muy cerca de la base militar de tablada. Pero, ¿cuál es el origen de esta fiesta? ¿qué evolución ha sufrido la Feria de Abril en su historia?, a todas estas preguntas y algunas más, vamos a buscarle respuesta.



El origen de la Feria de Abril, se sitúa a mediados del siglo XIX, en el año 1846, cuando Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco), solicitan al entonces Alcalde de la ciudad, Conde de Montelirio, la celebración de una feria de compraventa ganadera en la ciudad de Sevilla.



La tramitación de la misma no fue fácil  ya que ya existían dos ferias muy importantes en los aledaños de la ciudad hispalense. Una de ellas la de Mairena del Alcor, la feria más antigua de Andalucía, la cual sus orígenes se remontan a 1441. La otra era la que se celebraba en Sanlúcar la Mayor, creada por Fernando IV. Finalmente el 25 de agosto de 1846, mediante cabildo municipal, se autoriza la celebración anual de una feria del ganado. La primera edición se celebró los días 19, 20 y 21 de abril de 1847. Desde entonces y hasta 1973, el recinto se sitúa en el Prado de San Sebastián, antes de trasladarse a Los Remedios. Es en 1914 cuando los tres días se convierten en cinco.


La evolución de la feria ganadera a la actual Feria de Abril, ha sido gracias al paso de los años. Primero fue Feria Ganadera de Sevilla, después pasó a llamarse Feria del Caballo, y finalmente Feria de Abril de Sevilla. Antaño los grandes negocios ganaderos, se cerraban mediante una buena copa de vino, al paso de los años la feria pasa de ser una cita anual de negocios, a una fiesta municipal cada vez más importante.



Portada de la Feria de Abril 2013, inspirada en la Plaza de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario